Guía Completa para Tejer Guantes en Punto de Cocodrilo a Crochet

Introducción

El arte del crochet nos permite crear una infinita variedad de prendas, cada una con un toque único y personal. Dentro de este universo textil, el Punto de Cocodrilo destaca por su textura tridimensional y su estética llamativa, ideal para prendas de invierno. En este artículo, aprenderás paso a paso cómo tejer tus propios guantes en Punto de Cocodrilo a Crochet, obteniendo como resultado unas manos confortables y a la moda durante la temporada fría.

Materiales Necesarios

  • Hilo o lana de tu color preferido, apropiado para el tamaño de la aguja de crochet.
  • Agujas de crochet del tamaño adecuado para el hilo o lana elegida.
  • Un marcador de puntos o un pequeño trozo de hilo de un color contrastante.
  • Tijeras y una aguja lanera para rematar los hilos.
  • Un metro de costura para medir tu mano y los guantes mientras avanzas en tu proyecto.

Agujas de Crochet

La elección de la aguja de crochet es fundamental para asegurar que el punto quede con la textura deseada. Generalmente, para el Punto de Cocodrilo se utiliza una aguja de tamaño medio, como una de 5 mm, aunque siempre debes verificar la recomendación del fabricante del hilo. Una buena práctica es hacer una muestra de tensión antes de comenzar, para asegurarte de que la densidad de tus puntos coincida con la de tu diseño de guantes.

Quizás también te interese:  Patrón de Cárdigan Guardián Gossamer Crochet: Tejido Elegante y Ligero

Pasos a Seguir

  1. Comienza realizando una cadena de base que se ajuste alrededor de la muñeca, asegurándote de que el número de cadenas sea un múltiplo de la repetición del punto.
  2. Trabaja una fila de puntos bajos para formar la base del guante.
  3. Realiza el Punto de Cocodrilo alrededor de cada par de puntos de la fila anterior, siguiendo la técnica especifica de este punto que consiste en trabajar cinco varetas inclinadas alrededor de un punto y otras cinco alrededor del siguiente, formando las «escamas» del cocodrilo.
  4. Continúa con las rondas de Punto de Cocodrilo, alternando la posición de las escamas en cada ronda para que las «escamas» se superpongan adecuadamente.
  5. Al llegar a la altura del pulgar, teje una abertura para este dejando los puntos sin trabajar o creando una cadena adicional para cerrarlos más tarde.
  6. Termina la parte superior de los guantes, ajustando el número de rondas de Punto de Cocodrilo para que se ajuste cómodamente a la longitud de tus dedos.
  7. Remata todos los hilos y cose la abertura del pulgar con puntos invisibles para darle un acabado profesional a tus guantes.
Quizás también te interese:  Pendientes Pétalos Delicados de Crochet: Creando Joyería Artesanal con Encanto

Cómo combinar con otros elementos

Los guantes en Punto de Cocodrilo a Crochet poseen una personalidad propia gracias a su textura. Puedes combinarlos con accesorios sencillos para no sobrecargar el conjunto o, por el contrario, optar por un look bohemio mezclándolos con prendas de punto grueso o estampados étnicos. Los guantes son una pieza destacada, así que no tengas miedo de jugar con contrastes y texturas. Una bufanda lisa o un sombrero en un tono que complementa directamente al de tus guantes pueden crear una armonía estética ideal para el invierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio